Blog

Permalink to Un peinado que le caiga bien

Un peinado que le caiga bien

Esta es una de las cuatro motivaciones básicas de la Psicoestética. Mucho antes de ir a la moda es más importante que el peinado nos caiga bien, sobre todo a la expresión del rostro, que coordine con el perfil,  los rasgos de la cara y con el ovalo facial. Esto nos creará unas sensaciones potenciadoras.

Nos remarca el profesor Carlos Muñoz Espinalt: “El cabello es la bandera de la personalidad”.

Cuando el cabello enmarca el rostro, nos dará intencionalidad en el aire que se ve reflejado en la cara. Desde la Psicoestética consideramos el cabello como un  vestido natural que crea irradiación en la persona. Al modelarlo le dará intención a la mirada i al gesto facial. Cuando  por el contrario, si está disminuido, las personas de éxito lo compensan con adornos u otros aspectos de la imagen, como el bronceado,  el perfume, las joyas o actualizando la expresividad en el tono la voz y la inteligencia de la mirada. Es la manera de proyectar su imagen creándose un estilo.

Ante una nueva situación, nos peinamos y esperamos que el espejo nos dé la conformidad de vernos  la figura equilibrada para la ocasión. Que el estilo nos dé intencionalidad y carisma de acuerdo con nuestras expectativas. Y frente a cada cambio se necesita de un profesional que sepa interpretar nuestra imagen y potenciarla.

Es el compromiso y la motivación de los peluqueros profesionales de la imagen, el encontrar el estilo que nos caiga bien y nos armonice con los rasgos faciales.

A través de técnicas y artificios puedes modelar el cabello con el color: que sintoniza y contrasta con los ojos y el color de la piel. Por aquello que proporcionará singularidad y carácter a los rasgos faciales.

 Con el corte, crear movilidad a la gesticulación de  la cara y un aire juvenil.

Los volúmenes y las formas del peinado contribuyen a compensar el óvalo facial y el perfil de la cara que puede ser: redonda, ovalada, cuadrada, de mandíbula ancha o de una frente prominente.  Este ovalo nos revelará un aire romántico, conformista, dinámico, idealista o volitivo que desarrollaré próximamente. Estas expresiones de cara, además de la expresividad del rostro, nos imprimen un carácter personal, una dinámica y nos reafirman en la vida.

Al margen de la naturaleza del cuerpo y la fisionomía que tenga una persona, si se modela su peinado de forma que le caiga bien, también renovará su actitud por la influencia que tiene la forma con el fondo. Lo verá con la nueva proyección de su imagen, la que se quiere verse delante del espejo. La que le dará fuerza y seguridad al encontrar su equilibrio vivencial entre el aspecto físico y el carácter. Al  construirse un peinado que sintonice con sus rasgos faciales, le dará intención a la mirada y proyectando una imagen más sugestiva.

Gracias por seguir aquí y compartir.

Vicent Davó


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *