Blog

Permalink to Saberse ver con la propia imagen

Saberse ver con la propia imagen

Es curioso ver a las personas que se miran al espejo y con un simple retoque del peinado  se recomponen con facilidad el estilo. Se realzan su atractivo,  cuando se combinan con mucha gracia

los detalles de la indumentaria, el maquillaje, el perfume y tienen estilo en su forma de hablar. Esta combinación al coordinar las formas con su fondo es síntoma de que se saben ver y se reafirman con su propia imagen.

Para saberse ver con la propia imagen, se necesita que aquel peinado  vaya de acuerdo con tu gusto personal. Muchas veces esto no ocurre porque el cuerpo va haciendo sus cambios o cambian las situaciones de la vida, las relaciones y también cambia el ambiente. Con estos cambios, se necesita de un profesional que te sepa interpretar el estilo con la nueva situación. Ya sea en cabello largo o corto permite enmarcar, oscurecer o iluminar una cara. Sobre todo en el cabello,  que tiene el poder de irradiar la cara, al darle intencionalidad a la expresión del rostro, a una boca, unos ojos y el color de la piel donde se refleja el espíritu.

Vemos que el peinado determina en cada momento una intencionalidad del gesto en la cara y va  evocando unas sensaciones. En muchas ocasiones por el simple motivo de querer  variar, de atraer o de singularizarse, es necesario  hacer un cambio para descubrir nuevas motivaciones. Esto es tan natural, por el hecho de tener una movilidad caracterológica humana. Este carácter se  necesita para vincularse y adaptarse al ambiente. Por ese motivo si quieres un aire más juvenil, ordenado o desenfadado, sería interesante que el espejo te diera la conformidad  adaptando el corte, el color y el estilo a tu imagen.

Te sabes ver cuando un estilo va de acuerdo con tu personalidad, que según la Psicoestética es uno de los cuatro motivos más importantes antes que ir a la moda. Se puede ver cuando te miras al espejo con aceptación y encuentras un sentimiento equilibrado. Te contemplas con reconocimiento, respeto, curiosidad y autoestima. Con el carácter reforzado que te permite vincularse al ambiente de forma natural y equilibrada. En coordinación con estos cuatro aspectos: Cómo te ves, cómo te ven, cómo eres y cómo tendrías que ser. Buscando la sintonía al igual que vestirse para un acontecimiento importante, al seleccionar los detalles relevantes se manifiesta el respeto y aprecio por las personas de allí. Esto nos anima a descubrir el modelo ideal personal y de vida utilizando los artificios para revestir con  pequeños detalles tu imagen personal.

Gracias por seguir y te animo a comentar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *