Blog

Permalink to La Psicoestética aplicada…

La Psicoestética aplicada…

 

Uno de los motivos  que me ha ayudado la Psicoestética dentro de mi vida profesional ha sido a ampliar la percepción en mi trabajo y a conocer con más matices de los detalles de lo que puedo ofrecer a mis clientes. También a potenciar y a valorar de forma consciente su imagen, su gusto personal y darles el aire actual que necesitan para crearse su propio estilo. Descubriendo así, las motivaciones  que estimulan su aspiración y su transcendencia personal.

Todas  estas teorías  Psicoestéticas con los conocimientos creados por  el profesor Carlos Muñoz Espinalt, me han servido  para formarme un carácter profesional, aconsejar a mis clientes  sobre este tema tan profundo y delicado como es la imagen personal. Estos conceptos que cualquier persona puede aprender con inquietud profesional, los podemos aplicar al mundo de la moda, la peluquería, estética, la dirección y el trato con el público.

Cuando hablamos de la imagen personal, no nos referimos a  que se gestione lo que una persona se ha de poner, lo que tiene que decir o lo que tiene que hacer. Es algo mucho más profundo: estamos refiriéndonos a la valoración del ser humano en función de un equilibrio vivencial entre el aspecto físico y el carácter de acuerdo con el aire que quiere proyectar desde el fondo hacia la forma.

Ante todo se puede descubrir la clave de la Psicoestética al reconocer de forma consciente la importancia de los artificios, al elegirlos, al coordinarlos en tu figura y al adaptados al gusto, ayudan a construirse una imagen personal. Eligiendo los detalles con gusto, con matices que elevan el ánimo personal, vivifican la vida y acompañan el espíritu. Son aquellos pequeños detalles los que nos ayudan a potenciar la expresividad de la figura como una obra de arte, a reafirmando el carácter y  vinculándonos en el ambiente con una mayor riqueza.

Este es el mensaje de la  Psicoestética, cuando se descubre la influencia que tienen los artificios en la persona para potenciar la imagen, interpretarse, afirmarse y sobrevivir.

Por tanto, Carlos Muñoz Espinalt, creador de la Psicoestética, era muy consciente de los pequeños detalles, de la importancia del vestido, del peinado, las joyas, el maquillaje, el perfume y todos los canales de expresión cómo el tono de la voz y la mirada que contribuyen a expandir la figura.

Todos estos detalles, cambios y pequeños matices en la imagen, se hacen imprescindibles para la renovación personal, el crecimiento y tu transcendencia.

Lo que me recuerda aquella frase magistral del profesor que dice:

Cuando dejamos de actualizar la propia imagen comenzamos a vivir cómo marginados”.

Vicent Davó


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *