Blog

Permalink to El móbil, el espejo actual.

El móbil, el espejo actual.

“El móbil  es el actual espejo en esta época”.

En el hecho de obsesionarse  en esta época de la imagocrácia por un rasgo facial de la cara o un detalle de la figura, puede hacernos caer en la egolatría, que, como el caso del Narciso; de tanto mirarse en la charca, Némesis, hizo que se enamorara de sí mismo, y como castigo de tanto mirarse , cayó en la fuente y se convirtió en flor.

Siempre que no se caiga en una obsesión, el mirarnos al espejo es un entrenamiento de expresividad y una fuente de carácter.20170915_170754

“Quien cuida su cara demuestra creer en sí mismo” Carlos Muñoz Espinalt.

Hasta hace poco la mujer se miraba en un espejito que llevaba en el bolso. Actualmente el hombre y la mujer nos dejan ver su coquetería al mirarse en el móvil o haciéndose los selfies. Ver lo que nuestros ojos nos dicen con la expresión del rostro, nos ayuda a interpretar nuestra expresividad y darnos tono en el carácter, al potenciarlo a través del peinado como marco de la belleza personal.

La coquetería siempre va acompañada de una elegancia y belleza personal. Si cuando nos acicalamos, también pensamos en los demás, en el ambiente y en las personas que nos vamos a relacionar, quiere decir con esto, que es un respeto por uno mismo y por los demás al cuidarnos la imagen para relacionarnos.

Con el selfie, cuando se hace la pose, una impresión en la foto o una intención en estado anímico, el gesto queda ficticio.

Al potenciar la imagen a través del peinado, si buscamos un equilibrio entre el fondo y la forma, le daremos intencionalidad a la mirada y un equilibrio entre la imagen y nuestro interior.

Cuando nos miramos en espejo, el peinado es un factor que nos da el grado de irradiación, nos viste de movilidad la belleza personal.

20170915_170852A través del peinado en la expresión del rostro, transmitimos el fondo a través de la forma. Una fuerza de carácter, una identificación personal. Una inteligencia,  sentimientos y una manera de ser.

Nuestra imagen en cualquier instancia, la necesitamos para relacionarnos y comunicarnos. A través de ella buscamos una seguridad personal. Por este motivo, un peinado lo podemos utilizar de peana, como un apoyo para afirmar nuestro carácter  en un principio.

En la Peluquería  Psicoestética vemos que tanto como el vestido y el peinado nos potencializa el carácter, y cuando éste carácter cobra su plenitud, la imagen en un principio que la utilizábamos parapetando la personalidad, ahora nos sirve para comunicarnos y encontrar en nuestro equilibrio la elegancia y la belleza personal que expresamos en el ambiente.

Gracias por dejar sus comentarios.

Vicent Davó

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *