Blog

Permalink to El peinado y la belleza en la voz

El peinado y la belleza en la voz

“Jamás se ha acatarrado una mujer que va bien peinada” . Aquí nos confirma el filósofo Niezche como si el peinado y la belleza de la voz fueran de la mano. En estas motivaciones vemos 

la autenticidad de la Psicoestética de que hay una influéncia entre el fondo y la forma. Lo experimentamos cuando nos acicalamos y actualizamos nuestra imagen, buscando que nos caiga bien y sabernos ver en esta relación del peinado  y del vestido, con la intencionalidad de descubrinos un nuevo énfasis en el estado anímico. 

En ésta notable conclusión nos da la certeza de que cuando el fondo y la forma van coordinados con la imagen y la personalidad, se tienen una mútua influéncia creando un aire seductivo.
No hay fondo sin forma. En el vestido y el peinado, la imagen nos despierta unas motivaciones.
Tal vez una voz vibrante induzca hacerse un peinado vital, pero tambien un peinado vivencial afirma y proporciona seguridad personal. En este aspecto se refleja en la persona cuando se siente potencializada con el peinado y su voz surge vibrante.


¿No se sienten todavía sugestionados con el canto de las sirenas de Ulises, cuando quedaban tan seducidos por aquellas voces, hásta el extremo de tirarse del barco al fondo del mar? ¿Como se imaginan sus peinados de sirenas?  Asociamos la voz con la belleza y forma parte de la imagen personal.

Estas motivaciones nos recuerdan la afirmación de Carlos Muñoz Espinalt: “No hay una belleza posible, sin la ayuda de las cuerdas vocales”.

El peinado vivencial nos da fuenza en la mirada, una voz atractiva y en consecuencia un estilo en la imagen personal.
Gracias por compartir,
Vicent Davó


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *